miércoles, 22 de agosto de 2018

SECTUR, Mundo Imperial y Save the Children presentan alianza para prevenir la violencia y el trabajo infantil en Acapulco

La Secretaría de Turismo  del  Gobierno  Federal (SECTUR),  el  Complejo  Turístico  Mundo  Imperial  y  la  organización  internacional  Save  the Children presentaron hoy una alianza para prevenir la violencia y el trabajo infantil en Acapulco de Juárez, en el estado de Guerrero. Fruto de esta colaboración, inauguraron una ludoteca en la Multiplaza Las Palmas, que atenderá a niños y niñas de 6 a 12 años que residen en colonias colindantes.

El objetivo de esta colaboración es implementar acciones que reduzcan los riesgos de los niños y niñas durante las horas en las que ninguna persona adulta –padres, madres o tutores- puede hacerse cargo de ellos. Se apuesta así por las ludotecas infantiles como estrategia comunitaria para  mejorar  su  seguridad  y  reducir  la  vulnerabilidad  frente  a  la  trata  de  personas  y  la explotación  sexual  y  laboral  de  niñas,  niños  y  adolescentes  en  el  contexto  de  los  viajes  y  el turismo.

“Es imprescindible que se habiliten espacios seguros para las niñas y niños, donde no corran riesgos mientras estén solos, sin nadie que les cuide. En Save the Children trabajamos cada día para proteger a la niñez. En zonas turísticas, la prevalencia del trabajo infantil es una realidad que debemos combatir. Por ello, esta alianza es estratégica para asegurar el cumplimiento de los derechos de niños y niñas”, explicó el Director Nacional de Programas de Save the Children, Jorge Vidal.

Por  su  parte,  Ma. Teresa Solís  Trejo,  Subsecretaria  de  Planeación  y  Política  Turística  de  la SECTUR, indicó que el trabajo infantil en el sector de los viajes y el turismo es un problema que atenta  contra  el  bienestar  personal  y  las  posibilidades  de  desarrollo  de  las  niñas,  niños  y adolescentes que lo enfrentan y mina las posibilidades de desarrollo de las comunidades y del sector en su conjunto.

Aseguró que es fundamental que la responsabilidad de este sector trascienda la esfera privada de las personas menores de edad que se encuentran laborando o en riesgo de incorporarse al trabajo infantil y sea asumida por los tres ámbitos de gobierno, con el apoyo de la iniciativa privada  y la  sociedad  civil,  para  promover  los  destinos,  no  sólo  por  su  atractivo  natural,  su historia y sus tradiciones, sino por las acciones socialmente responsables emprendidas en favor de los derechos humanos de las comunidades receptoras.

Trabajo infantil en Guerrero

En la actualidad, el estado de Guerrero ocupa el séptimo lugar con mayor tasa de trabajo infantil, con un 16.7% (INEGI, 2017) -el 16% corresponde a actividades en el sector terciario-. Asimismo, 1 de cada 4 niños, niñas y adolescentes (NNA) que trabajan realizan este tipo de tareas durante más de 36 horas por semana. Además, el 33% de los NNA que desempeñan ocupaciones no permitidas no asiste a la escuela.
Consciente de esta problemática, en 2015 SECTUR elaboró el ‘Plan de Acción Sectorial Turismo Libre de Trabajo Infantil’, un programa pionero que se erigió como estrategia para contribuir de manera sustancial a los esfuerzos nacionales de lucha contra este flagelo.
El objetivo  general  de este  Plan es  la creación de  destinos turísticos éticos que  respeten los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes al promover la prevención y erradicación del trabajo  infantil.  Asimismo,  busca  proteger  a  las  y  los  adolescentes  en  edad  permitida  para trabajar, a partir de la definición de objetivos, estrategias, indicadores y metas.

Para ello, en 2017 se unió a Save the Children y anunció, entre otras acciones, la instalación y apertura  de  ludotecas  infantiles  como  estrategia  comunitaria  para  prevenir  la  violencia  y  el trabajo infantil en Acapulco de Juárez y Quintana Roo. A esta alianza se sumó en abril de 2018 el Complejo Turístico Mundo Imperial, que como empresa del sector turismo, apoya, contribuye y  colabora  en  la  estrategia  comunitaria  para  prevenir  la  violencia  y  el  trabajo  infantil  en Acapulco.  El  objetivo  es  visibilizar  la  violencia  y  sus  implicaciones  para  impulsar  un  cambio cultural.

Por su parte, el Contador Juan Antonio Hernández de Mundo Imperial declaró que, con esta alianza,  Mundo  Imperial  reafirma  su  compromiso  con  el  desarrollo  integral  de  Acapulco  y Guerrero, pues ante una realidad que lastima visiblemente a la sociedad, realiza acciones que contribuyen de manera significativa a prevenir en su niñez la violencia, el abuso y el trabajo infantil.

Nuestro compromiso también incluye la construcción de entornos y comunidades saludables, que  propicien   un   desarrollo   sostenible   y   armonioso,   en   las   que   exista   igualdad   deoportunidades,  pero  sobre  todo  se  respeten  y  hagan  valer  en  todo  momento  y  en  toda circunstancia los derechos de las niñas y los niños.

Mundo Imperial sabe que una sociedad que cuida y respeta a sus niños, es una sociedad que crea  óptimas  condiciones  para  su  futuro  y  asegura  su  desarrollo,  por  eso,  también  ha emprendido de forma interna acciones afirmativas que le permitirán reestablecer el tejido social en muchas de las familias de sus casi 3,000 anfitriones.

Por ello, ante la iniciativa de la Secretaría de Turismo Federal y con la experiencia y prestigio de Save  the  Children,  Mundo  Imperial  no  dudó  en  sumarse  a  la  cristalización  de  la  LUDOTECA IMPERIAL, proyecto  que,  sin duda alguna, impactará de  forma positiva en las familias de  las colonias colindantes de la Riviera Diamante y de Acapulco.

La participación de Mundo Imperial ha sido fundamental para la consolidación de la primera LUDOTECA IMPERIAL en Acapulco y en Guerrero, estamos seguros que la nobleza de su objetivo sin duda alguna redundará en el afianzamiento de los valores y en la restauración del tejido social de la sociedad, pues trabajará con la semilla de toda sociedad: su niñez; elementos, causa, y espacios con los que Mundo Imperial se identifica y trabaja activamente aportando su granito de arena para lograr mejores sitios en donde vivir y desarrollarse integralmente. Este proyecto es el primero de muchos que desarrollaremos en favor de Acapulco y su gente.

Ludotecas para prevenir la violencia y el trabajo infantil

Las premisas básicas para la eliminación del trabajo infantil y la trata de personas se remiten a identificar  y  atender  a  la  población  afectada  y  a  generar  nuevas  actitudes  sociales  que  no reproduzcan la discriminación, la exclusión ni la inequidad de género. Con este fin, las ludotecas son espacios orientados a la  protección  de  la  niñez. “En ellos, es  posible  prevenir  y  atenuar situaciones de violencia como el maltrato, la desatención y el abuso. Su objetivo es favorecer el desarrollo integral de niñas y niños que viven en contextos de alta vulnerabilidad, facilitando el desarrollo de habilidades y actitudes que les permitan distanciarse emocional y físicamente de la violencia que les rodea”, detalló Jorge Vidal.

En las ludotecas se favorece el desarrollo de una autoestima sana, el fomento de valores y la armonía en los  ámbitos  individual,  familiar  y  comunitario.  Las  niñas  y  niños  adquieren habilidades para la elección de alternativas seguras que garanticen una transición exitosa de la niñez a la vida adulta, a la vez que se promueve que los padres y madres, así como las personas adultas que inciden en las vidas de niños y niñas, asuman su rol como garantes de sus derechos.

Save the Children trabaja con esta modalidad desde 2005, cuando llevó a cabo un diagnóstico sobre la situación de la niñez en el municipio de Benito Juárez, en Quintana Roo. Los resultados mostraron que niños y niñas se enfrentaban adiversas situaciones de riesgo por el abandono temporal por parte de sus padres o tutores. Entonces creó un programa de ludotecas, como espacios orientados a la protección de la niñez, que evolucionaron hacia espacios comunitarios en los que se integraron nuevas estrategias de intervención psicoeducativa que han demostrado ser efectivas a corto plazo, lo que mejora la calidad de vida de los niños y las niñas que acuden a estos espacios.