miércoles, 10 de julio de 2019

Los Cabos, sede del XXVI Congreso Nacional de la Industria de Reuniones

Los Cabos será sede del XXVI Congreso Nacional de la Industria de Reuniones (CNIR), a celebrarse del 21 al 23 de agosto, en el Centro Internacional de Convenciones (CIC).


Así lo dio a conocer Jaime Salazar Figueroa, presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR), quien dijo que “el objetivo de CNIR es contribuir en la profesionalización y competitividad de los distintos integrantes de la cadena de valor de la industria de reuniones en México. Se esperan más de 500 asistentes, quienes son mayoritariamente propietarios, directores generales y directores de área (73.2 % de los participantes), quienes tiene poder para la toma de decisiones”.

Por su parte, Luis Humberto Araiza López, secretario de Turismo, Economía y Sustentabilidad (SETUES) de Baja California Sur, expresó: “Es un placer que Los Cabos haya sido elegido como destino sede de esta edición de CNIR. Significa una contribución importante para el impulso y consolidación de la industria de turismo de reuniones en nuestro país, que actualmente representa el 1.8 % del PIB nacional”.

Durante CNIR habrá un programa académico cuya introducción hablará de este sector del turismo. Asimismo, se impartirán cinco conferencias magistrales, 24 ponencias bajo un formato totalmente diferente a los que se habían visto en ediciones anteriores y, por primera vez, se celebrará la carrera CNIR 3 y 5k, en el Malecón San José de la zona hotelera.

Aquí estuvo presente también Alfredo Gutiérrez, de la Comisión de Eventos del COMIR, y Rodrigo Esponda, director General del Fideicomiso de Turismo de Los Cabos, quien señaló que “dentro de los objetivos principales de FITURCA se encuentra el fortalecimiento del segmento de turismo de reuniones, que se ha convertido en un motor de crecimiento económico en Los Cabos. Este segmento contribuye anualmente con más del 6.8 % del PIB de Baja California Sur, además de generar más de $7 mil millones de pesos en ingresos y miles de empleos. Año con año, se llevan a cabo más de 6 mil 500 reuniones con una asistencia de 300 mil participantes, lo cual representa el 14 % del total de los visitantes al destino”.

Los metabuscadores dominan el marketing online y amplían su ventaja

Google Hotel Ads lidera este gran cambio, si bien no es el único que crece.
Este deseable escenario, sin embargo, “no parece factible a corto plazo y sólo está al alcance de las cadenas más grandes”. Eso sí, según admite Pablo Delgado, “la creciente inversión en marketing online muestra la continua profesionalización del sector que busca competir con las OTA en terrenos normalmente dominados por ellas”. Una inversión que, “siempre que los números de rentabilidad salgan bien, es previsible que siga creciendo en próximos años”.Hoy en día el 72,5% de los viajeros utiliza metabuscadores en su proceso de búsqueda; unos canales que ya en 2017 superaron la inversión en Google Ads para continuar al alza en los siguientes años, como ha confirmado el análisis de Mirai de las inversiones de sus clientes en campañas de marca desde 2014, desglosadas por tipo de Ads (Google y Bing) y de metabuscadores (Trivago, TripAdvisor, Google Hotel Ads, Kayak y Skyscanner).En este sentido Pablo Delgado ha subrayado que “más que un desvío de los clásicos Ads a los metabuscadores, que lo hay en muchos hoteles pero no todos, el motivo del gran cambio de pesos en inversión de marketing online es el fortísimo ritmo de crecimiento de éstos últimos, que ha hecho que su inversión crezca a un ritmo mucho más alto que la de los primeros, que también crecen pero en menor medida”.Google ha hecho los deberesCuriosamente, según ha apuntado el CEO de Mirai, “el último en llegar está siendo el que más peso está ganando en esta competencia entre los metas, alcanzando el 67% de toda la inversión en este ámbito en 2019. Y no es de extrañar, ya que hablamos nada menos que de Google”, que además:- Ha hecho sus deberes, dotando a su producto de constantes mejoras.- Dispone de miles de millones de usuarios utilizando su buscador, lo que en gran medida le facilita acercar su comparador de precios al usuario final. A diferencia de otros metabuscadores, “los usuarios han acabado usando Hotel Ads sin saber apenas que lo estaban utilizando, ya que Google lo ha ido insertando sutilmente entre los resultados”.- También acertó al crear el primer modelo de negocio orientado 100% al hotelero, el Google Hotel Ads Commission Program o GHACP, aunque “técnicamente fue TripAdvisor con su Instant Booking, pero este modelo se apartó por decisión de la propia compañía. Este programa, basado en cobrar comisiones sobre reservas netas (tras cancelaciones) y tras la salida del cliente y su pago en el hotel, fue un éxito total, al menos entre nuestros clientes, ya que se ajusta a la tradición hotelera de pagar comisiones, donde no tienen límites, y no pagar inversiones en marketing online, donde siempre hay un presupuesto escaso”.- Se apoya cada vez más en su asistente de reservas Book on Google (BoG), sobre el que ha construido nuevas funcionalidades recientes como Room Booking Module para incorporar fotografías de las habitaciones a sus resultados, (‘Book on Google simplifica los resultados de búsqueda’ según publicó HOSTELTUR noticias de turismo); o la posibilidad de realizar reservas por voz en Google Assistant (‘El canal directo ha de reinventarse para responder a las búsquedas por voz’).¿Y qué hace el resto de metabuscadores?Otros metabuscadores con, en palabras de Delgado, “avances sustanciales en su producto, como el poderoso TripAdvisor, también crecen en inversión estos años. Su pérdida de cuota viene sencillamente por el mayor ritmo crecimiento de Google Hotel Ads. Lo mismo Trivago, que crecía hasta 2018 pero en 2019 registra un giro con un menor volumen de visitas pero de mayor calidad, que generan por tanto mayor rentabilidad. Otros metas como Kayak y Skyscanner también crecen pero, pese a sus esfuerzos, son todavía residuales respecto a los tres grandes”.Y es que, concluye Delgado, “aunque el cambio de pesos entre Ads y metabuscadores es muy relevante, los nombres de las compañías que hay detrás apenas varían. En 2014 Google, con su producto Adwords, dominaba la inversión en marketing con un 80% del total. En 2016 esta cifra bajaría a su mínimo de 67% porque ese año Trivago y TripAdvisor ganaron gran popularidad entre los hoteleros. En 2019 Google recupera cuota hasta el 75%, aunque ese porcentaje es el resultado de sumar los de sus productos Google Ads (32%) y Google Hotel Ads (43%). Quizá con este fin de unificar conceptos y marcas, recientemente Google fusionó ambos productos bajo el nombre de Google Ads”.

El turismo como industria ‘humanómica’ con competencias robot-proof

En la era de la automatización es más necesaria que nunca la humanización.
La Jornada, organizada por la Facultad de Turismo y Dirección Hotelera Sant Ignasi (Universitat Ramon Llull) en colaboración con la Agencia Catalana de Turismo y Esadecreapolis, se ha centrado en los cambios inmediatos que afectarán a la profesión turística y hotelera derivados del impacto de la tecnología, como la automatización, la ya citada inteligencia artificial, la deslocalización o la explosión de las plataformas de trabajo.Y es que, en palabras de Ficapal, “en la era de la automatización es más necesaria que nunca la humanización”. Precisamente el concepto del “profesional aumentado” hace referencia a la búsqueda del equilibrio entre lo humano y la tecnología: extraer toda la potencialidad de la inteligencia artificial para aumentar el valor añadido de las relaciones humanas.De esta manera, será necesaria sobre todo en puestos de trabajo de interfaz con el cliente “la hibridación de competencias y, por tanto, de profesionales y de equipos” como el análisis de datos a nivel comercial (upselling, cross-selling); para la customización de productos; o indicaciones de comportamiento junto con el marketing y ventas (arquitectura de decisiones, direccionamiento de flujos, etc.).En este sentido Ficapal ha enumerado las nuevas competencias necesarias como learnability, o la capacidad de seguir aprendiendo constantemente para el siguiente cambio; el refuerzo de nuevas habilidades del personal, formándole en tareas más complejas (skilling, upskilling y reskilling); además de competencias “humanómicas robot-proof” como la comunicación de impacto, la creatividad, la colaboración, el pensamiento crítico y la compasión; y la alfabetización en los modelos STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés) y STEAM (que incluye la A de Artes).Estructuras ágiles en las empresasNo en vano lo que se mantiene en las empresas a cargo de las personas, como ha indicado Jordi Serrano, cofundador de The Future for Work Institute, “son las tareas más complejas, por lo que el reskilling es clave, es decir, formar a los empleados en la ejecución de esa labor”.La disrupción constituye hoy en día la gran preocupación de las empresas, con los factores que implica como la tecnología exponencial, demografía y el cambio de valores en temas medioambientales o de género.Ante esta situación tan cambiante, las empresas necesitan agilidad, entendida como la capacidad de adaptarse rápidamente a los cambios del entorno, lo que comporta a su vez transformaciones en la organización del trabajo, así como la búsqueda del equilibrio entre dar autonomía a los trabajadores pero que al mismo tiempo estén alineados con la empresa.En este sentido, el experto ha subrayado que “el mando intermedio está desapareciendo. Se están abandonando los modelos jerárquicos y verticales y adoptando, también las compañías grandes, modelos en red que se organizan de forma más ágil y se adaptan más rápido a los cambios”.Y es que hay un cambio radical en la manera de entender el trabajo, “cambio climático en el trabajo”, según lo ha definido Serrano, caracterizado por la deslocalización, la automatización e inteligencia artificial, y la explosión de las plataformas de trabajo como Uber, Deliveroo o Glovo.Este cambio aplicado al turismo es de vital importancia, ya que es “un sector que genera mucho trabajo, pero de menor complejidad y formación, siendo más fácil la automatización y la deslocalización”. Juega a su favor que la base de la experiencia son las personas, es decir, la atención al cliente.