Translate/Traductor

martes, 19 de mayo de 2020

México quiere estar listo para estadounidenses y canadienses

Edición Latam.

La Secretaría de Turismo cree que el país podría ser uno de los primeros destinos elegidos por los pasajeros de esos mercados


El secretario de Turismo de México, Miguel Torruco Marqués, aseguró que cuando se reinicien actividades aéreas y turísticas en Estados Unidos y Canadá, sus principales mercados emisores, los viajeros se inclinarían por vuelos menores a cuatro horas y media, lo cual ubica a México en ese rango. En ese marco, pidió estar atentos a los cambios en la demanda.

El secretario de Turismo de México, Miguel Torruco Marqués se reunió virtualmente con los miembros de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), a quienes les planteó la importancia de seguir preparándose para el momento en que se reanude la actividad aérea y turística, una vez que se den las condiciones de seguridad sanitaria.

En ese aspecto, el funcionario adelantó que se está trabajando con la Secretaría de Salud para la próxima reapertura del sector, en coordinación con el subsecretario Hugo López-Gatell, con el protocolo y lineamientos sanitarios para la apertura de los establecimientos turísticos, que se dará a conocer próximamente.


Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo de México
Durante la reunión con Canaero, el titular de la cartera turística repasó los datos positivos de 2019, tanto en materia de pasajeros como de divisas, y aseguró que el coronavirus lo cambió todo, “dañando seriamente a la economía del país, a la industria turística y, dentro de ésta, al sector del aerotransporte”.

Se detectó que el turismo canadiense y el estadounidense se inclinarán por realizar viajes regionales, con vuelos de no más de cuatro horas y media, lo cual ubica a los destinos mexicanos dentro de ese rango.

Por eso, Torruco Marqués hizo un fuerte hincapié en la importancia de prepararse y trabajar con ese objetivo, ya que Canadá y Estados Unidos representan el 67% del total del receptivo internacional mexicano, gracias a la conectividad aérea.


Luis Noriega, presidente de la Canaero
Por su parte, el presidente de la Canaero, Luis Noriega, sostuvo que el sector aéreo es una industria “acostumbrada a los retos”, porque ha enfrentado muchas crisis, como la del 11 de septiembre de 2001 o la epidemia de influenza H1N1 en 2009. Sin embargo, admitió que la actual pandemia es “algo con lo que no se habían enfrentado nunca”, por lo cual está dejando al sector de la aviación en “una situación de gran debilidad, a un grado que no conocían”.


Pero más allá del pesimismo presente, puntualizó que para finales del presente año las líneas aéreas mexicanas estarán volando tanto a destinos nacionales como internacionales, aunque “de forma muy cautelosa, paulatinamente, con muy pocas rutas”. Además, sostuvo que las primeras “serán aquellas en las que puedan operar sin pérdidas, lo cual será determinado por la demanda y por los costos operativos de cada una”.

OMT: La confianza como divisa de la nueva normalidad

En los tiempos que corren sólo queda aferrarse al optimismo y la confianza en el futuro. La pandemia del nuevo coronavirus no deja espacio para mucho más, de manera que ir pensando desde ahora cómo será el futuro del turismo es la tarea en la que están enfrascados los organismos internacionales. 

Fiel a su activismo constante y a difundir mensajes de esperanza para todos los destinos del planeta, la Organización Mundial del Turismo, de la mano de su secretario general, Zurab Pololikashvili, ha hecho un llamado a la comunidad internacional a convertir la confianza en la nueva divisa de la “nueva normalidad”.

Consciente de la introducción de restricciones de viaje en todo el mundo y dependiendo de cuándo y dónde se levanten estas restricciones, el número de turistas internacionales podría caer entre el 60% y el 80% este año.

“Es imprescindible que pongamos el mundo en movimiento de nuevo, cuando sea seguro. La confianza es la nueva divisa de la nueva normalidad. Y el turismo está en la mejor posición posible para ser el vehículo que canalice esa confianza”, afirmó el señor Pololikashvili en una carta difundida por la propia OMT.

El declive del turismo global ya ha causado estragos en las economías nacionales y en el sustento de muchas personas, así como en los esfuerzos de la Organización Mundial de Turismo por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“La OMT ha estado pidiendo pasos concretos que conviertan las palabras de apoyo en acciones. Esta semana, nos ha animado conocer el plan de acción de la Unión Europea para relanzar el turismo de manera oportuna, responsable y coordinada” dijo Pololikashvili. “El levantamiento de las restricciones de viaje, primero en los países y después allende fronteras, permitirá que los numerosos beneficios sociales y económicos que ofrece el turismo vuelvan a llegar no solo a Europa sino a todo el mundo”.

Siendo el sector donde más importante es la relación entre personas, y un sector que promueve la solidaridad y la amistad, el turismo tendrá un papel clave en el restablecimiento de la confianza a mayor escala, y los beneficios irán más allá del propio turismo. Solo así podremos encarrilar de nuevo las economías hacia el crecimiento y empezar a reconstruir nuestras sociedades”, concluye la misiva del Secretario General de la OMT.