Translate/Traductor

martes, 2 de junio de 2020

Crisis del coronavirus: momento histórico con gran potencial transformador

Edición España. Un análisis de Esther MascaróEl derrumbeComo todas las empresas del sector y como todos los medios de comunicación, compartimos el destino de ambos, hemos pasado por momentos de todo tipo. Aunque la crisis sanitaria parecía lejana, con la suspensión del Mobile World Congress ("Imposible" acoger el Mobile World Congress a causa del coronavirus) y posteriormente de la feria ITB de Berlín (Cancelan la ITB de Berlín), quedaba claro que algo gordo estaba ocurriendo. Para entonces el virus ya había llegado a España y al turismo, y el derrumbe era imparable.El 11 de marzo, ante el panorama, publicamos este artículo para intentar infundir confianza al sector a pesar del miedo y la preocupación: De la crisis del coronavirus también se sale. Y es que el primer momento fue de vértigo, con noticias que hablaban de cierres, de ERTE, de aviones en tierra, de la suspensión del Imserso, de caídas en Bolsa, de reservas canceladas, repatriaciones, cese total de actividad no ya en España, sino en medio mundo. Nunca habíamos visto algo semejante.El 13 de marzo se anunciaba el estado de alarma, que entraba en vigor el mismo sábado 14 de marzo en principio por un periodo de 15 días que claramente sería insuficiente: Estado de alarma en España: ¿qué supone para ciudadanos y empresas?La gran ola de Kanagawa, de Katsushika Hokusai.El tsunamiEl tusnami nos alcanzó de lleno, laboral y profesionalmente. En lo laboral porque también en HOSTELTUR tuvimos que acogernos a un ERTE, ante la caída en picado de la facturación por el cese de actividad del sector. Nuestro director Manuel Molina lo explicó aquí: Hosteltur versus coronavirus.Y en lo profesional porque aún en estado de shock, como tantos profesionales del sector, tuvimos que reducir nuestra jornada laboral en el momento de la historia con más visitas a nuestra web, más necesidad de información por parte de nuestros lectores y más noticias que publicar, al principio todas malas. Un momento histórico por muchos motivosMirando atrás, y siendo consciente de que todavía no tenemos perspectiva histórica sobre lo ocurrido, y dejando de lado la tragedia de tantas muertes y tantas personas sin trabajo, sin cobertura, sin tener garantizadas sus necesidades, lo que ha ocurrido ha sido emocionante. No lo que ha ocurrido, que ha sido una tragedia sin paliativos, sino cómo el sector ha reaccionado ante algo desconocido, cambiante, que todavía hoy genera una gran incerteza en lo personal y en lo económico.Cóctel emocionalEl inicio de la crisis fue trágico porque las informaciones eran todas malas noticias para la salud económica del país, del sector y de tantas familias, dejando de lado la cuestión médica. Cierres, cancelaciones, suspensiones. Una industria global cerrada y con cero actividad. La gente confinada en su casa, las ciudades cerradas a cal y canto y con las calles desiertas. Parecía que había llegado el Armagedón.El cóctel emocional de esta etapa fue una mezcla de miedo, confianza, incertidumbre, rabia, dolor, solidaridad, tristeza... por las personas, por el dolor, por el temor al futuro, por lo perdido, por no poder vernos y abrazarnos... cuánto necesitamos los humanos el contacto con los demás y qué poco conscientes somos de ello a veces.El Mundo, de Remedios Varo.La mente es librePasado el estado de shock inicial y las primeras reacciones de cierres y protección del máximo número de puestos de trabajo, llegó una segunda etapa. Por suerte, la mente no puede estar confinada y gran parte del sector fue consciente de la importancia de poner a trabajar la sustancia gris no sólo en relación a la propia empresa, sino a toda la industria en su conjunto.Seguramente también necesitábamos hablar entre colegas de lo que estaba ocurriendo, algo muy humano, pero sobre todo necesitábamos entenderlo, explicarnos qué significaba, cómo podíamos sacar de ello algo positivo, seguir aprendiendo, prepararnos para el regreso... porque un día esto pasaría. Webinars, seminarios, charlas online... quisimos contribuir a este momento de inquietud y máxima atención (y máxima tensión también) poniendo nuestros recursos al servicio del sector para informarle y formarle, a pesar de la incertidumbre y de la situación laboral: webinars y videoentrevistas donde reconocidos profesionales y altos directivos del sector compartían sus esperanzas, sus dudas, sus estrategias o simplemente su visión sobre lo que estaba ocurriendo y cómo sería el futuro.Fue un momento especialmente estimulante, porque a pesar del temor y las dudas, a pesar del parón y los ERTE, las facturaciones a cero y la nula actividad, el deseo de saber era enorme. Ese deseo de saber ha durado hasta hoy, cuando parece que el sector ya arranca tímidamente su actividad, todavía con incertezas y limitaciones. Reflexionar, compartir, aprender.Confianza en el veranoYa estamos en la fase de desescalada, algo que parecía muy lejos. Siguen las dudas y tras perder la Semana Santa, el sector intentará no perder el verano, aunque nadie sabe a ciencia cierta lo que ocurrirá. Sigue el interés de todo el mundo por conocer, por saber, por informarse, los protocolos dibujan cómo serán a partir de ahora todas las actividades relacionadas con la industria turística, la industria de la relación por excelencia que deberá adaptarse al distanciamiento social. El ritmo de informaciones sigue sin bajar, pero ha cambiado el tono y desde hace un par de semanas la reactivación es la clave. Lentamente, arrancamos de nuevo. Huele a esperanza.¿Cuándo será posible viajar? ¿Qué mercados responderán a los destinos españoles? ¿Cuánta gente decidirá subirse a un avión? ¿Cómo habrá cambiado la comercialización? ¿Qué actores intervendrán? ¿Cómo afrontaremos un posible rebrote? ¿Conseguiremos que el cliente confíe en la seguridad de nuestros destinos? Las dudas son muchas, pero como decían Raúl González, consejero delegado para la zona EMEA del Grupo Barceló, y André Gerondeau, Chief Operating Officer de Meliá Hotels International en un reciente webinar (El cliente hotelero, de viejo conocido a la gran incógnita del verano), la gran incógnita es el cliente, lo que va a querer, lo que decidirá hacer, cómo lo hará y con qué expectativas.Un mutante microscópico que no es ni siquiera un ser vivo ha puesto en jaque al mundo entero, ha paralizado la actividad económica y ha mantenido confinada en casa a la población. Y seguimos en confinamiento, y seguimos con un estado de alarma vigente. No hemos de olvidarlo, porque cualquier repunte de la pandemia sería mortal para todas las esperanzas puestas en que este verano permita inyectar cierta liquidez a las empresas y a tantas familias. Y es importante conseguirlo, porque el invierno será duroEl poder ocultoEl ser humano es extraordinario, como decía un anuncio. Es cierto que somos capaces de lo peor y de lo mejor, y que en los tiempos difíciles surge la magia de un poder oculto que nos hace más solidarios, más empáticos, más conectados a ese "otro" que a veces sólo sabemos ver de lejos. Una crisis como la que vivimos deja claro que hemos de salvarnos todos juntos, y que la responsabilidad recae en todos y cada uno de nosotros. Si aprendemos o no de lo vivido, si somos capaces de volver a una normalidad que sea realmente nueva, y no sólo nueva, sino nueva y mejor que la vieja... si cuando esto pase afrontamos con una nueva visión los viejos problemas de la sostenibilidad, de la redistribución de recursos, del aprovechamiento global de una industria global, quizá pueda haber valido la pena. El sacrificio de unos debería significar siempre el aprendizaje de otros, sobrevivir para ser capaces de cambiar y mejorar.Pero si volvemos a lo de siempre habremos perdido una gran oportunidad. El coronavirus nos ha obligado a un reset planetario. Puede ser el momento de cambiar todo aquello que no nos gustaba de nosotros mismos, de nuestra actitud o de nuestra actividad. Como individuos y como industria. Nuestro potencial de transformación es inmenso. ¿Sabremos aprovecharlo?

La OMT presenta directrices globales para reapertura del turismo

La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha presentado un conjunto de directrices para ayudar al sector turístico a emerger de la COVID-19 más fuerte y más sostenible. 

Las directrices subrayan la necesidad de actuar con decisión, restablecer la confianza y también, gracias a la colaboración intensificada de la OMT con Google, aprovechar la innovación y la transformación digital del turismo mundial.

Las directrices se han preparado en consulta con el Comité Mundial de Crisis para el Turismo y aspiran a apoyar a los gobiernos y al sector privado para recuperarse de una crisis sin parangón. 

Dependiendo de cuándo se levanten las restricciones de viaje, el organismo especializado de las Naciones Unidas advierte de que las llegadas de turistas internacionales podrían reducirse entre un 60% y un 80%. 

La situación hace peligrar entre 100 y 120 millones de puestos de trabajo y podría derivar en una pérdida en exportaciones por valor de entre 910.000 millones y 1,2 billones de dólares de los EE.UU.

“Estas directrices proporcionan tanto a los gobiernos como a las empresas un conjunto exhaustivo de medidas diseñadas para ayudarles a abrir de nuevo el turismo de una manera segura, fluida y responsable. Son el producto del espíritu de colaboración que ha caracterizado la respuesta del turismo ante esto reto común, y aprovechan los conocimientos y aportaciones de los sectores público y privado y de diversos organismos de las Naciones Unidas dentro de una respuesta de mayor amplitud en el ámbito de las Naciones Unidas”. - Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT 
Protocolos de seguridad para la recuperación del turismo
La nueva guía, una continuación de las Recomendaciones para la acción aprobadas previamente por el Comité, se centra en siete prioridades para la recuperación del turismo basadas en los pilares de mitigar el impacto económico, desarrollar protocolos de seguridad y respuestas coordinadas, y fomentar la innovación.

Estas directrices proporcionan tanto a los gobiernos como a las empresas un conjunto exhaustivo de medidas diseñadas para ayudarles a abrir de nuevo el turismo de una manera segura, fluida y responsable

Las directrices ponen de relieve la importancia de restablecer la confianza de los viajeros a través de protocolos de seguridad diseñados para reducir los riesgos en cada eslabón de la cadena de valor del turismo. Estos protocolos incluyen la aplicación de procedimientos de comprobación cuando resulte apropiado, entre ellos escáneres de temperatura, pruebas de detección, distanciamiento físico, limpieza más frecuente y suministro de kits de higiene para garantizar la seguridad de los viajes aéreos, los servicios de hostelería o los eventos.

La innovación es clave y por eso la OMT refuerza su alianza con Google
Las directrices de la OMT subrayan también la oportunidad de fomentar una transformación digital de los destinos, las empresas y los empleados con iniciativas tales como la formación gratuita online, gracias a la UNWTO Online Academy, y la implementación de aplicaciones como Hi Card para mejorar la interoperabilidad internacional de aeropuertos y hoteles. Se subraya asimismo el papel de la tecnología en la promoción del distanciamiento social en hoteles y destinos turísticos.

Al mismo tiempo, la OMT refuerza su alianza con Google. El organismo de las Naciones Unidas trabajará en estrecha colaboración con Google para promover el aprendizaje digital y la formación online en capacidades diversas con el fin de abrir nuevas oportunidades al conjunto del sector turístico global.

Acerca del Comité Mundial de Crisis para el Turismo
La OMT constituyó el Comité Mundial de Crisis para el Turismo con el fin de guiar al sector en su respuesta a la crisis de la COVID-19 y sentar los cimientos para impulsar la resiliencia futura y el crecimiento sostenible del sector.

El Comité incluye a representantes de los Estados Miembros y de los Miembros Afiliados de la OMT, así como de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Banco Mundial y la Organización Marítima Internacional (OMI). El sector privado está representado por el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA), la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (CMVT) con el objetivo de garantizar una respuesta coordinada y efectiva.

12 destinos que abren al turismo en junio

Desde Italia y Alemania hasta el Caribe, los países de todo el mundo están relajando lentamente sus bloqueos, facilitando una nueva normalidad que no es exactamente lo que era antes de la pandemia, pero que está lo más cerca posible de ella.

La semana pasada, la Comisión Europea anunció un plan para salvar el turismo de verano con el fin de ayudar a la industria turística en dificultades. El plan incluye la apertura de las fronteras de nuevo y la puesta en marcha de medidas de salud y pruebas.

Pero no es sólo la UE la que se preocupa por los viajes de verano. 

A pesar de que muchos países siguen desalentando los viajes no esenciales - y aunque siguen existiendo dudas sobre las tasas de infección por COVID-19 y la posibilidad de que se produzcan segundas e incluso terceras oleadas - muchas economías del mundo que dependen del turismo tienen previsto abrir sus puertas a los viajeros ya en junio.


Portugal
 Portugal

Portugal, después de facilitar la salida del bloqueo reabriendo algunas tiendas y restaurantes a mediados de marzo, se ha convertido en uno de los primeros países europeos en recibir a los visitantes de vuelta, según Reuters. Sin embargo, dado que los vuelos desde fuera de la UE no están permitidos hasta el 15 de junio, estos turistas provienen principalmente de Europa.

Santos Silva, el ministro de asuntos exteriores de Portugal, dijo que se implementarán controles sanitarios en los aeropuertos.

De acuerdo con Johns Hopkins, Portugal vio 31.007 casos confirmados de COVID-19 y 1.342 muertes relacionadas.


Los Cayos de Florida
cayos de Florida

Se espera que los Cayos de Florida reciban a los visitantes de vuelta el 1 de junio, aunque inicialmente reducirán su ocupación a la mitad.

Según los funcionarios de los Cayos de Florida, se espera que los Cayos estén abiertos a los visitantes el 1 de junio. La cadena de islas ha estado cerrada a los turistas desde el 22 de marzo.

Se establecerán directrices de desinfección y distanciamiento social, y la primera fase de reapertura pide que el alojamiento se limite al 50% de ocupación, que se reevaluará a finales de junio.


Cancun
 Cancun

Cancún, Tulum y la Riviera Maya esperan volver a los negocios, en cuanto a turismo, a principios de junio.

Algunos de los puntos turísticos más conocidos de México, Cancún, Tulum y la Riviera Maya, tienen como objetivo recibir a los viajeros internacionales para el 8-10 de junio, según el Mexico News Daily.

La Junta de Turismo de Quintana Roo (el estado en el que se encuentran los destinos) dijo a Riviera Maya News que esta reapertura coincidirá con la reanudación de los vuelos desde EE.UU., Canadá y Europa a la zona y que espera que los viajes se centren inicialmente en bodas y convenciones. Dice que se establecerán nuevos protocolos de higiene.

Cancún y otros destinos en Quintana Roo también ofrecen pernoctaciones gratuitas y otros grandes descuentos para incentivar a los turistas a visitarlos este año.

Los Cabos también anunció un plan de reapertura por etapas, que incluye la puesta en marcha de una certificación de calidad "Punto Limpio" para las medidas de limpieza que los hoteles, restaurantes y proveedores de servicios turísticos deben obtener. 

La fase 1, que comienza el 1 de junio, permitirá limitar los viajes mientras se aplican estos nuevos protocolos de salud y seguridad, mientras que la fase 2, que es la apertura de la terminal internacional del aeropuerto, está prevista para julio.


Chipre
 Chipre

Chipre planea abrir sus fronteras el 9 de junio, pero sólo a los visitantes de países "seguros".

Chipre comenzará a recibir turistas el 9 de junio. Sin embargo, sólo planea permitir visitantes de países que considere "seguros", y que tengan tasas de infección igualmente bajas. Hay 19 países en esta lista, como Alemania, Austria, Grecia, Finlandia, Dinamarca y Noruega

Además, dice que pagará por el alojamiento, las comidas y la medicación de cualquier turista que contraiga COVID-19 mientras visita la isla.

Islandia pretende abrirse a los viajeros internacionales para el 15 de junio, y planea probar todas las llegadas de COVID-19 en el aeropuerto.


Islandia
 Islandia

El primer ministro de Islandia dijo que la nación isleña pretende estar abierta a los turistas para el 15 de junio. El país planea hacer pruebas de COVID-19 a todas las llegadas, permitiendo así a los viajeros que den negativo evitar la cuarentena. Cualquiera que dé positivo, sin embargo, tendrá que aislarse durante 14 días.

La población de Islandia, de unos 364.000 habitantes, ha visto 1.803 casos confirmados de COVID-19, y 10 muertes relacionadas, según el centro de recursos de coronavirus de Johns Hopkin 

Grecia
 Grecia

Grecia, que salió relativamente ilesa de la pandemia, espera recibir a los visitantes a mediados de junio.

Grecia se fue a la cárcel antes de tiempo, lo que acredita con un número relativamente bajo de casos de coronavirus y muertes relacionadas. Según los datos de Johns Hopkins, Grecia, que tiene una población de 10,72 millones, ha visto 2.836 casos confirmados de COVID-19 y 165 muertes.

Muchos de sus negocios, como las peluquerías y las librerías, han vuelto a abrir desde principios de mayo, y la mayoría de los negocios no esenciales siguieron el 18 de mayo, que es también cuando se levantaron las restricciones de viaje dentro del país. Los hoteles pretenden reabrir el 1 de junio, y los turistas serán invitados a volver al país a partir de mediados de junio.

El primer ministro de Grecia añadió que las pruebas de COVID-19 se llevarán a cabo en los aeropuertos y que se realizarán controles de temperatura en hoteles y restaurantes.


Italia
 Italia

Italia anunció que los viajes internacionales se permitirán a partir del 3 de junio.

Italia es el hogar del brote de coronavirus más mortal de Europa, y también ha sido testigo del bloqueo más largo del continente, con sus 62 millones de residentes autoaislándose en casa del 10 de marzo al 4 de mayo.

Según el periódico italiano La Repubblica, el gobierno italiano anunció que planea permitir los viajes internacionales a partir del 3 de junio y que esta fecha también significará el fin de la exigencia de que los visitantes que lleguen se pongan en cuarentena durante 14 días. Kieran Corcoran, de Business Insider, señala que inicialmente puede ser posible que sólo los europeos puedan visitarlo, ya que la UE exige a los estados miembros que mantengan las fronteras cerradas a los no europeos hasta el 15 de junio.

Yendo un paso más allá, la isla italiana de Sicilia se ha ofrecido a pagar la mitad de los gastos de vuelo de los visitantes y un tercio de los gastos de hotel en caso de que la visiten a finales de este año.


Islas Vírgenes Norteamericanas
USVI

Las Islas Vírgenes de EE.UU. han estado trabajando en un plan para acoger a los turistas de vuelta el 1 de junio.

Según una conferencia de prensa, el Gobernador Albert Bryan Jr. ha estado trabajando con el Departamento de Turismo, el Departamento de Salud y la Asociación de Turismo de las Islas Vírgenes de EE.UU. en un plan para dar la bienvenida a los turistas para el 1 de junio. Aún no se han dado más detalles.

En la misma conferencia se compartió que en las Islas Vírgenes de EE.UU. se confirmaron 69 casos de COVID-19 y seis muertes. Actualmente, hay un paciente hospitalizado con el virus.


Santa Lucía
St. Lucia
Se espera que Santa Lucía vuelva a abrirse a los turistas el 4 de junio.

El gobierno de Santa Lucía anunció una reapertura gradual a los turistas a partir del 4 de junio, cuando se espera que permita los vuelos internacionales y los turistas. Los visitantes tendrán que presentar una prueba de COVID-19 negativa a su llegada, y deberán esperar que se les verifique la temperatura en el aeropuerto, los hoteles y los restaurantes, así como que se les exija el uso de máscaras y el distanciamiento social.


Antigua y Barbuda
Antigua Barbuda
Antigua y Barbuda permitirá que los vuelos internacionales se reanuden el 4 de junio.

Caribbean National Weekly informa que el ministro de turismo de Antigua y Barbuda, Charles Fernández, dijo en una reunión virtual sobre la reapertura del país que un vuelo de American Airlines desde Miami programado para el 4 de junio marcará el regreso del país caribeño al turismo. El periódico señala que este será el primer vuelo internacional de pasajeros al país en 10 semanas, y que será un vuelo diario.

Según el Miami Herald, el gobierno planea implementar nuevas medidas de salud antes de eso y que cualquiera que quiera entrar al país tendrá que presentar una prueba COVID-19 negativa. También existe la posibilidad de que los visitantes tengan que permanecer en las instalaciones de sus complejos turísticos.

España
España
Según su ministro de transporte, España pretende recibir a los turistas a finales de junio.

Según Reuters, José Luis Ábalos, ministro de transportes de España, dijo a la cadena TVE que espera que los turistas puedan visitarla a partir de finales de junio. 

Sin embargo, no se han dado más detalles. Aunque la semana pasada se implementó una cuarentena obligatoria de 14 días para los visitantes que lleguen a España, Ábalos dice que ésta, así como las restricciones de viaje, se levantarán gradualmente. "Debemos hacer de España un país atractivo desde el punto de vista de la salud", dijo.


Aruba
Aruba

El gobierno de Aruba anunció planes tentativos para reabrir sus fronteras en algún momento entre el 15 de junio y el 1 de julio.

Aruba anunció que recibirá de nuevo a los visitantes en algún momento entre el 15 de junio y el 1 de julio. Su oficina de visitantes dice que esto está sujeto a cambios, sin embargo, ya que "pueden considerar medidas de precaución adicionales según sea necesario". 

Los negocios no esenciales como centros comerciales, cines, restaurantes al aire libre, salones de belleza y guarderías están programados para abrir el 25 de mayo. Sin embargo, el país insular tiene un toque de queda de 10 p.m. a 5 a.m., que exige que todos los negocios no esenciales cierren a las 9 p.m.