Translate/Traductor

miércoles, 3 de junio de 2020

El pulso entre el comercio electrónico y la Covid-19 en la economía mundial

La pandemia provocada por el coronavirus es la principal causa del desplome económico que hoy afecta a la totalidad de la población mundial. Las personas, obligadas al confinamiento extremo como principal medida preventiva, mostraron grandes cambios en sus hábitos de consumo. El mercado digital, e-commerce o comercio electrónico surge entonces como una de las principales alternativas de abastecimiento.

El gran impacto facilitador que ha tenido este tipo de transacción en su tipología B2C (Business-to-Consumer) se refleja en el aumento explosivo de las cifras que manejan los estudios de dicho mercado. La crisis –como principal detonante– ha provocado el incremento de usuarios en este primer trimestre y el repunte de las compras online, llegan a monopolizar el mercado minorista en el mundo. Pero, ¿será este crecimiento algo efímero, producto de la emergencia mundial, o realmente influirá a largo plazo en la economía mundial?

 En el 2019 el comercio electrónico facturó 3 mil 530 millones de dólares, cifra que se viera superada este 2020, antes de la aparición de la Covid-19, con 4 mil 200 millones. El repunte se ha ido incrementando alrededor de un 3 por ciento por año a partir del año 2014. Según una cita publicada por el Boston Consulting Group, el negocio 4.0 añadirá más de 12 mil millones de dólares al PIB global en el año 2025.

En América Latina, 1,7 millones de individuos se han convertido en nuevos consumidores digitales, lo que resume la gran demanda que ha tenido el sector en la región. Los ingresos se han duplicado al aumentar las ventas en países como Brasil, que lidera el listado con un 59,1 por ciento, seguido de México (14,2 %) y la zona del Caribe (6,4 %).

En España, luego de que en una primera etapa las preferencias de compra estaban dirigidas a los mercados regionales y locales, las circunstancias de la pandemia obligaron a disminuir el contacto social. Esto propició el incremento del servicio on-line en un 59 por ciento en la segunda quincena de marzo, alcanzando una cuota del 2 por ciento, récord histórico para las compras de gran consumo online, (Kantar Worldpanel, 2020).

Por esta misma fecha, Estados Unidos registraba un incremento de 36 por ciento en los desembolsos de e-commerce, y en abril el negocio on-line escalaba peldaños con un ratio de rentabilidad del 21,06 por ciento. Sin embargo, no todo son buenas noticias, pues muchas tiendas, incluida Amazon, notificaban problemas de saturación en las redes al no poder cumplir con las demandas a pesar de poner todas sus capacidades al servicio de los clientes.

En las conclusiones de un estudio publicado a partir de sondeos realizados con la aplicación Ccinsight en países de Europa y el Reino Unido, se muestra que el alza de las operaciones va seguida de una caída en los ingresos. También se reconoce que habrá retrocesos en las ventas, causados también por problemas de financiación y logística.

Entonces, ¿qué debemos esperar en un futuro no muy lejano en relación con el comercio electrónico? Diferentes temáticas como estas fueron abordadas el pasado mes de marzo en el primer Congreso Digital de E-commerce presidido por la Cámara de Comercio de España. Participaron empresas y firmas de 75 países en rondas de conversaciones junto a una representación de la Organización Mundial de Comercio (OMC). La virtud de este sector para adaptarse y tomar medidas organizativas será la clave para continuar elevándose en el ranking económico mundial.

“El comercio electrónico era un gran desconocido para muchos consumidores antes de la crisis de la Covid 19. Ha habido una explosión del comercio electrónico y, aunque una buena parte no guarda relación con la actual coyuntura, hay un porcentaje elevado de clientes que han venido a descubrirlo ahora. La crisis ha sido el detonante para la tremenda explosión que se producirá del comercio electrónico”, apuntaba recientemente Jaime García-Legaz Ponce, presidente de la sección española del Comité Empresarial España-Cuba, durante una entrevista realizada en el espacio #CNDEscucha de Caribbean News Digital


Díaz Yuste, CEO de Savia Digital, comentó cómo se han modificado los servicios de salud debido al Covid-19 y, por su parte, David Martín CEO de TradeInn, ha asegurado que la migración a plataformas cloud facilitaría las ventas en caso de colapsos logísticos como los presentados por la pandemia. 

La integración de las plataformas en un gran ecosistema comercial que permita reducir las fronteras entre los mercados, fue uno de los puntos a resolver en las conferencias. Las compras transfronterizas van tomando protagonismo por ende será necesario el concurso de medidas dirigidas a su desarrollo. Todo se prepara para la normalización de las transacciones las que tendrán que hacer frente a los problemas de financiación, producción e ingresos.