Translate/Traductor

miércoles, 24 de junio de 2020

“Turismo ya no será una industria de la oferta sino de la demanda”

A través de una videoconferencia, el exministro y exsecretario de Turismo de la Argentina, Gustavo Santos; y el director general de Turismo de CRT Nouvelle-Aquitaine, Michel Durrieu, presentaron su libro “El después: turismo y humanidad”, ante el mercado de habla hispana. Allí analizan el impacto del COVID-19 en la industria de los viajes, pero no sólo en términos de flujos de pasajeros y economía, sino especialmente en el aspecto social. Además, abordan la nueva normalidad y los conflictos que esto podría generar en la demanda.

¿Cuál es el impacto integral de la pandemia de COVID-19 en la industria del turismo? ¿Volverá a viajar la humanidad como lo hacía antes del cierre de las fronteras? ¿Existirá tal cosa como una “nueva normalidad”? ¿Será aceptada por la demanda? Estas son algunas de las preguntas que intentan responder el exministro y exsecretario de Turismo de la Argentina, Gustavo Santos; y el director general de Turismo de CRT Nouvelle-Aquitaine, Michel Durrieu, quienes presentaron su libro “El después: turismo y humanidad”.


Este martes 23 de junio, y a través de una videoconferencia para los mercados de habla hispana, los autores dieron a conocer algunos detalles de su trabajo, que les implicó una investigación intensiva de algo más de un mes, y que será publicado en varios idiomas. El formato elegido fue el de una videoentrevista moderada por la conductora y actriz argentina Mariana Arias.


Según explicaron, su trabajo analiza en profundidad el impacto que ha tenido hasta el momento la pandemia de COVID-19 en la industria, pero no sólo en materia de flujos de pasajeros y fronteras o de daño económico, que son los aspectos más evidentes, sino también en lo social, es decir, cómo ha afectado a la humanidad en relación al acto de viajar.


En ese aspecto, Santos sostuvo que la pandemia está causando un triple impacto -el sanitario, el económico y el social- y que las distintas regiones mostraron tener diferentes niveles de preparación para afrontarla. Siguiendo esa línea, afirmó que América Latina está menos preparada que Europa, de cara a la recuperación.

Por su parte, Durrieu consideró que el sector turístico va a cambiar. “Siempre fue una industria de la oferta, pero ahora va a cambiar y se va a transformar en una industria de la demanda”. Pero lo más interesante, señaló, es que el mercado mundial venía realizando grandes esfuerzos por bajar los precios y democratizar los viajes (algo que, según su opinión, se logró). Sin embargo, la nueva coyuntura hará subir los precio, por lo que el mundo deberá crear un “nuevo modelo” en el que el precio suba por la gente igual siga consumiendo.

En cuanto al futuro inmediato, coincidieron (y anticiparon que lo cuentan también en el libro) en que la gente seguirá viajando a pesar de todo. “El turismo es un tema humano, y está en nuestra esencia desde tiempos inmemoriales; es parte de lo que somos”, aseveró Santos, aunque admitió que todavía es muy pronto para saber “qué de todo va a quedar en pie”.

El argentino y el francés resaltaron también que la actual crisis es global, pero que, sin embargo, las respuestas fueron nacionales, es decir, país por país, de manera independiente. Y eso generó un rápido cierre de fronteras, con millones de pasajeros varados, y que ahora costará mucho trabajo reabrir.


Finalmente, ambos autores aseguraron que el libro no contiene medidas a seguir ni respuestas absolutas, pero sí enfatizaron estar convencidos de que el camino a seguir es el de la integración regional, y que un gran atractivo para la recuperación de los viajes será la oferta de programas integrados. Y, en ese sentido, destacaron que Latinoamérica tiene una gran ventaja en poder concretar eso con el turismo de naturaleza, que será uno de los primeros segmentos en movilizarse.

Ventajas de ser sostenible en la nueva normalidad

 Presentación que Giselle Della Mea


¿Quiénes estuvieran más avanzados en sostenibilidad tienen una ventaja en esta nueva normalidad que se abre?

Sí, porque la sostenibilidad tiene que ver con cómo involucrabas al equipo, el empoderamiento que tenían, el propósito mayor por encima del lucro, cómo se tomaban las decisiones. También con procesos; la sostenibilidad tiene que ver con cuidar mejor los procesos, y eso implica cuestiones de sanidad. Si bien la sostenibilidad está muy enfocada a tema de recursos y residuos, cuando estás optimizando los procesos para ser más eficiente ambientalmente, al final del día estás siendo más sano. Lo más sostenible es la no generación de desechos o de residuos, y los niveles de sanidad aumentan por el menor contacto con elementos materiales.

¿Y cómo se traslada esto a nivel de destinos?

Las empresas sostenibles estaban más preparadas porque son más resilientes. Es evidente que una empresa que está en el marco de las nuevas economías, o de desarrollo sostenible, tenga un propósito mayor y pueda recuperarse más rápidamente. Esto también puede hacer eco en los destinos. Aquellos destinos que venían trabajando por un desarrollo sostenible, con un turismo responsable, por brindar una experiencia diferente pero no relacionada con el consumo y lo material -playas aisladas, entornos rurales- me parece que van a ser las estrellas de los nuevos destinos que van a emerger. Las empresas y destinos que se están levantando es porque son resilientes, y estaban trabajando en la sostenibilidad.

¿Es un camino ineludible el de la sostenibilidad, ahora más que nunca?

Quienes no hayan emprendido ese camino se dieron cuenta ahora de las enormes debilidades que tenían en el equipo, en la gobernanza, en la toma de decisión, en el hecho de que todos estemos poniendo la creatividad al servicio de un modelo de negocio. Además, quienes no estuvieron avanzando en este camino, hoy están en el camino de la incoherencia. Están como disociados: queriendo reunir de nuevo lo que tenían pero con nuevos patrones y... no saben ni para donde agarrar. Hay empresas que están haciendo responsabilidad social empresaria pero por otro lado están tomando decisiones que van muy lejos; es una fragmentación que lleva al "sálvese quien pueda".

No me gusta decir que tenemos que estar aislados socialmente, tenemos que estar aislados espacialmente, porque socialmente es cuando más juntos tenemos que estar.

¿La protocolización sanitaria desvía la atención de los procesos de las empresas hacia la sostenibilidad? ¿Cómo pueden ser compatibles?


Al principio es un poco abrumador esto de todas las cosas a tener en cuenta. Si buscás entre los hashtags de lo más hablado en 2020 te sale #protocolos. Y quienes no tenían ningún tipo de protocolos antes en cuanto a procesos más limpios, hoy están más abrumados. Quienes tienen un circuito lógico trabajado de haber tomado esas decisiones -como tener residuos cero- tienen la experiencia de haberlo hecho.


Siempre fue postergada la sostenibilidad porque no era una exigencia del mercado; ahora esta sanidad es una exigencia.

Entonces, si vas a trabajar en procesos de sanidad dentro de tu establecimiento, también está bueno que empieces a trabajar en procesos más circulares. Una vez que entrás en procesos y le encontrás la metodología, los podés aplicar a lo que quieras: a la eficiencia energética, a la sanidad, a los residuos, en la gastronomía. Son compatibles en la medida que encuentres una metodología rápida de implementación, y son compatibles porque cuando empezamos a revisar procesos comenzamos a entender cómo los ejecutamos.

¿El consumidor seguirá buscando empresas verdes, responsables o se fijará solo en los sellos sanitarios?

Si lográramos encontrar un sello que reúna las dos cosas, lo ambiental y lo sanitario, porque están muy de la mano, sería buenísimo para que no haya una proliferación de sellos.

El que ya obtenía sellos de eficiencia y ecoamigables, seguramente vaya más rápido por los sellos sanitarios.


Ahora surgirá todo un marketing de sellos sanitarios, hay que entender cuáles son serios y te ayudan como empresa a ordenar tu proceso y cuáles son lo que en la sostenibilidad se llama un "green washing" que enmascara algo que en la realidad no está basado en una transformación profunda. De nada te sirve lanzar una app o poner alcohol gel, si a la interna la transformación no es de verdad. Al que tuviera ya certificaciones anteriormente -ambientales, de eficiencia- yo le voy a creer más el sello sanitario. Hay que ver cuáles van a ser los estándares de sanidad, que es todo un nuevo mercado.

Arranca Sectur cursos de certificación Guerrero Punto Limpio Covid-19


Se registraron alrededor de 2 mil empresarios del ramo turístico
Iniciaron los cursos de certificación Guerrero Punto Limpio Covid-19, impartidos por la Secretaría de Turismo de Guerrero de forma gratuita.


El primer módulo impartido trató el tema de capacitación en hospedaje, el cual está dirigido a hoteles.

El segundo módulo corresponde a capacitación en el área de alimentos y bebidas, y está dirigido a centros de consumo.

El tercer módulo consiste en capacitación en higiene y sanidad turística, y está dirigido a la industria turística.

Los cursos son impartidos por Maricela López Trejo, consultora certificada Punto Limpio a nivel nacional.

En la actividad participan representantes de hoteles, restaurantes, cafeterías, bares y discotecas.

Autoridades del ramo turístico señalaron que el objetivo es que los diferentes actores de la industria turística, tanto en Acapulco, como en Taxco, Ixtapa-Zihuatanejo, guías de turistas, restauranteros, hoteleros, prestadores de servicios, se preparen para cuando se reanuden las actividades económicas en la entidad, con las garantías suficientes de sanidad y limpieza.

El subsecretario de Turismo de Guerrero, Noé Peralta Herrera, explicó que “serán tres horas diarias, le vamos a dar seguimiento de una semana, para que todos obtengan esta capacitación, y los destinos turísticos de Guerrero puedan obtener este sello de calidad Punto Limpio Covid-19”.

El funcionario estatal recordó que todavía no son momentos de reabrir la actividad turística, pues el semáforo de la Secretaría de Salud federal se encuentra en rojo, por lo que el reinicio no será el 15 de junio, y se tiene previsto efectuar un análisis para ver si se reanudan actividades en julio.

Insistió en aprovechar este tiempo para que prestadores de servicios se capaciten.

Peralta Herrera adelantó que se debe crear comité con los municipios y empresas, así como establecer protocolos para la reanudación de actividades en las playas.

Conoce la Certificación De Punto Limpio



Sigue la liga.
 http://www.calidad.sectur.gob.mx/puntolimpio/2019/04/05/formatos-punto-limpio-2019/